Soy un caballo

Me encantan los cuentos infantiles. Pero también me apasionan los caballos, la equitación y todo lo relacionado con ese mundo. Dos pasiones muy relacionadas, aunque no lo parezcan. Dos pasiones que te hacen volar. Una a nuevos mundos, la otra a lomos de un noble animal. Cuando lees, sientes la conexión con el protagonista, empatía, ves las cosas desde su punto de vista. Al montar a caballo estos sentimientos se vuelcan sobre el animal, que se convierte en un amigo.

Estas dos pasiones se aúnan en un libro que pocos conoceréis, pero no por ello hay que restarle mérito. En “Soy un caballo”, Gonzalo Moure acerca a los niños a conocer como siente un caballo en el mundo humano. No todo lo que se aprende en los libros (o cuentos) son números, colores y nuevas palabras. También se aprenden actitudes, en este caso la actitud a tomar hacia el caballo. Soy un caballo permite conocer la razón histórica que ha llevado a la raza equina a ser como es.

Desde los ojos de un caballo, conocemos lo que más le gusta, y lo que menos, de la pequeña niña que lo monta y lo cuida. Una forma muy bonita de aprender más acerca de cómo comportarnos con los caballos, con los que tantos errores se cometen por culpa de la ignorancia.

Con tono poético, el autor nos invita a adoptar un punto de vista nada usual, nos anima a vernos a nosotros mismos desde otro punto de vista, desde los ojos del caballo. Moure define su libro como “caballlista”. El caballo protagonista de la historia nos da una lección de amor hacia su compañero humano (en este caso la niña), de generosidad y sacrificio, y nos invita a hacer lo mismo por él y sus iguales: interpretar su lenguaje a través de sus gestos, relinchos y demás formas de comunicación no oral.

Una lectura ideal para los jóvenes aficionados a la equitación, para que siempre tengan en consideración a su compañero animal como lo más importante del deporte que practican, pues para triunfar en el disfrute jinete y caballo deben ser uno solo, deben entenderse.

Como dice Víctor Álvarez, jinete y entrenador español de doma clásica, “Nuestra actitud con el caballo siempre tiene que ser positiva pase lo que pase. No hay que olvidar que él no elige ser montado”. En definitiva, esto es lo que Soy un caballo transmite a niños y adultos, que describe de una manera dulce pero real qué siente un caballo y porqué actúa de la manera que vemos.

Anuncios

Un comentario sobre “Soy un caballo

Agrega el tuyo

  1. “Dos pasiones que te hacen volar. Una a nuevos mundos, la otra a lomos de un noble animal”
    ¡No se puede explicar mejor! Veo que compartimos gustos. Sin la equitación y la lectura no sería yo. Me lo apunto!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: